PDF: Detrás de las cámaras de La mala del cuento

Cuando emprendo un proyecto grande (en este caso el artbook de La mala del cuento) intento ser un poco ordenada con los bocetos en lugar de ir garabateando cosas en hojas sueltas y perdiéndolas para siempre.

Siempre acabo fracasando, pa qué mentir. ¡Pero! Tras unos cuantos meses de investigación intensiva he conseguido agrupar en un sketchbook un montón de bocetos, desde los conceptos más crudos de los vestidos de las malas hasta los dibujos depurados que usé como base.

Continuar leyendo «PDF: Detrás de las cámaras de La mala del cuento»

Maquetando el artbook de La mala del cuento

O: cómo convertir un tintubre en un artbook llenándolo de chorraditas, Laurielle style.

Ya van tres tintubres (Inkteaber en 2018, Descanso Corto en 2019 y ahora este de La mala del cuento) que recopilo en un artbook, y quería explicaros un poco el proceso que sigo para pasar de 31 ilustraciones en hojas sueltas de papel a un artbook hecho y derecho.

Todo empieza por aquí

Los dibujos son todos más o menos del mismo tamaño y proporción, para facilitarme la vida. Lo primero es decidir qué voy a añadirles que pueda hacer la lectura más entretenida: el objetivo es que además de ver dibujos bonitos os riáis. En este caso, decido que quiero poner un resumen de cada cuento, el veredicto del jurado y alguna viñeta. Tras mover los elementos para que sea legible y funcione tanto con cuentos cortos como largos queda así:

Lo siguiente es hacer pruebas de impresión (es decir, imprimir en la impresora de mi casa las páginas a tamaño real, tantas veces como sea necesario) para dar con un tamaño de letra que no destruya los ojos de la gente y asegurarme de que todo se ve bien y tiene espacio suficiente.

El tamaño de letra de los bocadillos lo miro por separado

Continuar leyendo «Maquetando el artbook de La mala del cuento»

¡Completado el Verkami de La mala del cuento!

Me hace toda la ilusión poder decir que el verkami de La mala del cuento lo ha petao: no sólo se financió en una hora, sino que en los 40 días de campaña que acaban de acabar más de 600 mecenas han desbloqueado páginas de cómic, chapas extra, pegatinas, videocuentos… ¡y brillicos en la portada!

Ha sido una vorágine de emoción (¡muchísimas gracias!). Ahora toca sentarse y hacer toda la parte de dibujar, corregir y maquetar, que honestamente suena aburrido pero es una parte que me gusta muchísimo y que estoy deseando compartir con vosotros.

Continuar leyendo «¡Completado el Verkami de La mala del cuento!»

¡Conseguido el Verkami de Descanso Corto!

Gracias a vuestro -increíble, apabullante, crítico- apoyo, ¡Descanso Corto ha terminado la campaña con todas las metas desbloqueadas! *Pausa para el baile celebratorio*

Verkami Desc

Ahora tocan unas cuantas semanas de dibujar y maquetar (quién me iba a decir a mí que 3 objetos por aventurera significaba dibujar 96 objetos, qué raras son las mates), y de preparar el material extra. ¡Os mantendré informados de todo el proceso en Twitter, instagram y Pillowfort! <3 

Nuevo artbook: ¡Descanso Corto!

¡Muy buenas!  Después de pasarme todo octubre dibujando aventureras de relax para el inktober me he liado la manta a la cabeza y he sacado un nuevo proyecto de crowdfunding para recopilar todas las ilustraciones en un artbook con sus extras y su cosita fina, al que llamaré Descanso Corto.

De momento está en Verkami, ¡y ya hemos conseguido la financiación! ¡Muchísimas gracias, me dejáis sin palabras! 

De hecho, ya hemos alcanzado no sólo la primera meta extra (!!!) sino casi la segunda (!!!!!!), que serán cuatro páginas de cómic extra para explorar el día a día de las aventureras típicas de rol, con este estilo de humor exacto.

Así serán los cómics que irán de extra en el artbook

Si os gusta el rol y no tomaros nada muy en serio echad un ojo a la campaña, igual os interesa. ¡Y aún quedan metas secretas por revelar!

Inktober 2019: un descanso corto

Imágenes del inktober de 2019, centrado en qué hacen las aventureras cuando tienen un rato para descansar
Algunos de mis favoritos (de momento)

Este año también me he metido a hacer inktober. Me gusta mucho el reto porque aunque come una barbaridad de tiempo al acabar el mes me noto mucho más suelta dibujando, como si hubiera hecho un level up: estoy probando con tintas aguadas, llevo medio mes y ya me manejo mejor que el primer día.

Este año la cosa va de aventureras tomando un descanso corto: me gusta pensar que en las batallas tiran hechizos y matan a los malos, pero en los ratos libres juegan a los dados, se ponen tibias a dulces o sueñan con declararse a la aventurera de al lado.

Voy publicando una cada día en un hilo en mi cuenta de Twitter y en mi perfil de instagram por si queréis ir a ver qué hace vuestra clase favorita 😉

¡Saludete!