Maquetando el artbook de La mala del cuento

O: cómo convertir un tintubre en un artbook llenándolo de chorraditas, Laurielle style.

Ya van tres tintubres (Inkteaber en 2018, Descanso Corto en 2019 y ahora este de La mala del cuento) que recopilo en un artbook, y quería explicaros un poco el proceso que sigo para pasar de 31 ilustraciones en hojas sueltas de papel a un artbook hecho y derecho.

Todo empieza por aquí

Los dibujos son todos más o menos del mismo tamaño y proporción, para facilitarme la vida. Lo primero es decidir qué voy a añadirles que pueda hacer la lectura más entretenida: el objetivo es que además de ver dibujos bonitos os riáis. En este caso, decido que quiero poner un resumen de cada cuento, el veredicto del jurado y alguna viñeta. Tras mover los elementos para que sea legible y funcione tanto con cuentos cortos como largos queda así:

Lo siguiente es hacer pruebas de impresión (es decir, imprimir en la impresora de mi casa las páginas a tamaño real, tantas veces como sea necesario) para dar con un tamaño de letra que no destruya los ojos de la gente y asegurarme de que todo se ve bien y tiene espacio suficiente.

El tamaño de letra de los bocadillos lo miro por separado

Continue reading “Maquetando el artbook de La mala del cuento”

¡Completado el Verkami de La mala del cuento!

Me hace toda la ilusión poder decir que el verkami de La mala del cuento lo ha petao: no sólo se financió en una hora, sino que en los 40 días de campaña que acaban de acabar más de 600 mecenas han desbloqueado páginas de cómic, chapas extra, pegatinas, videocuentos… ¡y brillicos en la portada!

Ha sido una vorágine de emoción (¡muchísimas gracias!). Ahora toca sentarse y hacer toda la parte de dibujar, corregir y maquetar, que honestamente suena aburrido pero es una parte que me gusta muchísimo y que estoy deseando compartir con vosotros.

Continue reading “¡Completado el Verkami de La mala del cuento!”

Vales para regalar La mala del cuento

El Verkami acaba en enero, pero eso no significa que no podáis usarlo hábilmente como regalo de Navidad. Simplemente participad en el Verkami, pillad este vale y enviadlo a la persona receptora del regalo:

También podéis imprimirlo en la impresora de casa con esta versión ‘te quiero mucho pero la tinta a color no la regalan’:

Et voilà, ¡habéis regalado dibujicos y maldad!