7 cosas que me habría gustado saber cuando empecé a dibujar cómics

Internet está lleno de tutoriales de dibujo, de diseñar personajes, de hacer dossieres o de escribir guiones. Y eso está genial, pero con el tiempo he aprendido que hay algunas cosas de cómo hacer cómics que no te dice ni Perry. No son verdades absolutas, pero sí consejos útiles que quizá os sirvan:

1. Trabajar a más calidad nunca hizo daño a nadie

El tomo de Por Siempre Jamás junto a una de las páginas originales

Aunque tengas claro a qué tamaño final quieres el dibujo, intenta darte algo de margen haciéndolo más grande y en digital trabaja al menos a 300ppp (también vale 600 ppp). Por ejemplo, si sabes que la página del cómic será A5, dibújala en A4 y luego redúcela antes de imprimirla/publicarla: todas las páginas de El Vosque y Por Siempre Jamás están dibujadas en grande y luego reducidas un 50% o más. No sólo ayuda a pulir la línea, eliminando imperfecciones, sino que si pasado mañana alguien te pide “el dibujo en grande” podrás pasarle el A4. Y aquí paz y después, gloria.

Continuar leyendo “7 cosas que me habría gustado saber cuando empecé a dibujar cómics”